Salud Dental Para Todos

 

CLASIFICACIÓN INTERNACIONAL DE ENFERMEDADES PARA ODONTÓLOGOS Y ESTOMATÓLOGOS (CIE-OE) 

 Introducción  

Cuando debe registrarse cualquier volumen sustancial de datos, es esencial un sistema coherente para su clasificación y codificación, en particular cuando se utilizan medios de búsqueda mecánicos o electrónicos.

La Clasificación Internacional de Enfermedades Aplicada a Odontología y Estomatología (CIE-OE) está destinada a proveer bases prácticas y convenientes para clasificar y codificar los datos por parte de todos aquellos que trabajan en el campo de los trastornos bucales y dentarios. Esta clasificación deriva directamente de la Décima Revisión de la Clasificación Internacional de Enfermedades (CIE-10) y abarca todas las enfermedades y afecciones que ocurren en, tienen manifestaciones en, o están asociadas con la cavidad bucal y estructuras adyacentes.

Para los propósitos de la CIE-OE, la mayoría de las clasificaciones provistas por la CIE-10 han sido subdivididas y expandidas; sin embargo, los datos de la CIE-OE pueden ser reunidos en las categorías de la CIE por adición simple. Se recomienda utilizar la CIE-OE conjuntamente con la CIE-lO como referencia; la utilización de la CIE-10 sola no es recomendable por las siguientes razones:

  • las categorías para las enfermedades y afecciones de interés para los profesionales de la salud bucal no se encuentran suficientemente subdivididas;

  • dichas enfermedades y afecciones están distribuidas a lo largo de todo el texto, por lo tanto su utilización en los servicios de salud bucal es difícil y ocasiona pérdidas de tiempo.

 Así, los principales objetivos de la CIE-OE son:

  •  llamar la atención de los profesionales de la salud bucal sobre la necesidad de realizar un diagnóstico detallado para cada paciente, utilizando una clasificación consistente y de gran alcance para las enfermedades bucales y las manifestaciones estomatológicas de otras enfermedades;

  • proveer un sistema de registro estandarizado para todas las enfermedades y afecciones bucales;

  • posibilitar, mediante el sistema de registro, la recolección de datos, que permitirá la comparación internacional de prevalencia de enfermedades y afecciones bucales.

Además de facilitar la colaboración internacional y el intercambio de información; se espera que la CIE-OE contribuya a la recolección de datos epidemiológicos sobre las enfermedades bucales menos frecuentes, para las cuales los métodos de vigilancia son impracticables.

La CIE-OE es de gran valor para una amplia variedad de usuarios, desde oficinas gubernamentales encargadas de la recolección de datos básicos hasta investigadores individuales, clínicos y conferencistas que requieran un método conveniente para indizar sus registros y material didáctico. Puede ser utilizada en forma resumida consistente en un número relativamente pequeño de títulos abarcativos. o en forma expandida, que permite el análisis detallado en áreas de interés especial.

La Clasificación Internacional de Enfermedades

Los usuarios de la CIE-OE deben consultar la CIE-10 para una información más detallada sobre los principios generales, antecedentes y descripción de la CIE. La descripción que sigue a continuación incluye sólo aquellas características de rele­vancia inmediata para el uso de la CIE-OE.

La CIE es una clasificación sistemática de enfermedades; sujeta a acuerdo entre gobiernos. Se utiliza ampliamente para estadísticas nacionales de morbilidad y mortalidad, y se revisa periódicamente. La Décima Revisión (CIE-10). que entró en vigor en enero de 1993, está compuesta por tres volúmenes. El Volumen 1 incluye un texto explicativo y una presentación tabular alfanumérica de la clasificación. El Volumen 2 es el manual de instrucciones, el cual provee la guía de codificación y consejos generales acerca de cómo utilizar la clasificación. El Volumen 3 es un índice alfabético detallado de todas las enfermedades y afecciones cubiertas por la clasificación. La filosofía taxonómica de la CIE es necesariamente ecléctica; debido a las diferencias existentes entre países acerca de la clasificación y taxonomía de las enfermedades, no es practicable ninguna clasificación sistemática estricta.

El Volumen 1 de la CIE-10 está ordenado en 21 secciones o capítulos; y este ordenamiento se ha seguido en la CIE-OE. También contiene una nomenclatura codificada de la morfología de los tumores o neoplasias, cuyo extracto se encuentra en la CIE-OE. No todas las afecciones están ubicadas dentro de una codificación individual, pero hay una categoría a la cual toda afección puede ser referida, lo que se logró por el método de agrupamiento selectivo. Los principios para determinar cuáles afecciones deberían ser asignadas a categorías distintas; se basan en la frecuencia, importancia y claridad de la caracterización de las afecciones.

En el sistema alfanumérico de códigos que se ha adoptado, las categorías detalladas de la clasificación son designadas por un código compuesto por una letra y dos números. En muchos casos, los primeros dos caracteres del código designan grupos significativos. El tercer carácter divide cada grupo en categorías que representan tanto enfermedades específicas como una clasificación de las enfermedades o afecciones de acuerdo con algún eje significativo, como el sitio anatómico. Las categorías de tres caracteres no han sido numeradas consecutivamente: se han omitido códigos de la secuencia de orden para preservar la característica de resumen de los primeros dos caracteres en los casos que sean significativos. No pueden introducirse categorías adicionales de tres caracteres dentro de la clasificación, excepto cuando por acuerdo internacional se revisa la lista. La utilización de un cuarto carácter en la clasificación permite estudios más detallados de las causas de enfermedad y discapacidad.

Se han realizado esfuerzos para mostrar la mayoría de los términos diagnósticos proporcionados en sus nomenclaturas estándares u oficiales, así como los términos utilizados corrientemente en diferentes países; estos se han denominado colectivamente "términos de inclusión". En aquellos lugares donde existe un riesgo significativo de que una afección se clasifique erróneamente, se insertó una referencia cruzada de las categorías relevantes mediante "términos de exclusión". Los dos últimos códigos en el nivel del cuarto carácter (.8 y .9) a menudo llevan la connotación "otros" y "no especificado", respectivamente. La abreviatura "SAI" (del latín, sine alter indicatio), es virtualmente, el equivalente de "no especificado" o "no calificado".

En términos generales, el ordenamiento de la CIE-10 difiere poco del de la CIE-9, a pesar de que existe un mayor detalle.

La CIE-OE

Al igual que la CIE-10, la CIE-OE tiene una lista tabular y un índice alfabético exhaustivo. Los términos de inclusión y exclusión han sido utilizados en forma liberal con el fin de brindar a los usuarios la mayor ayuda posible para encontrar la categoría correcta correspondiente a cualquier afección diagnosticada.

Sistema de codificación de la CIE-OE

Cada código de encabezamiento principal de la CIE-OE es un código CIE a nivel de tercer carácter. Los títulos para cada uno de estos códigos, para los grupos de códigos y para las secciones principales permanecen exactamente como se presentan en la CIE-10.

Sin embargo, gran parte de la CIE-OE se basa en códigos de cinco caracteres relacionados con los códigos de tres y cuatro caracteres de la CIE de la siguiente manera: los primeros tres o cuatro caracteres de cualquier código de la CIE-OE son semejantes a los de la CIE-10; aquellos en los que se utiliza un quinto carácter, son de uso exclusivo de la CIE-OE. Cuando un código de la CIE-OE de cinco caracteres se relaciona con una categoría de la CIE-10 de tres caracteres que no tiene una subdivisión con cuarto carácter, se agrega un carácter "X" como cuarto carácter en la CIE-OE. En pocos casos existe un cuarto carácter en la CIE-10, que carece de significado en la CIE-OE; en esos casos se reemplaza el mismo por un cuarto carácter "V". El quinto carácter identifica las subdivisiones de la CIE-OE correspondientes a la categorización de la CIE; en caso de que la CIE-OE identifique una categoría completa de la CIE sin subdivisiones adicionales, se utiliza el carácter “X” como quinto carácter.

El empleo del código “V” permite resumir las manifestaciones bucales de las categorías generales de una enfermedad. El mismo no debería agregarse a los registros nacionales para evitar duplicaciones. El término "manifestaciones bucales" se utiliza en el sentido más amplio refiriéndose tanto a las afecciones que se pueden observar en el examen clínico, p.e., manifestaciones bucales de herpes zoster (B02.8X), como a afecciones no observables, p.e., manifestaciones bucales del síndrome de Albrigth (Q78.IX) que afecta a los maxilares.

Sección de tumores [neoplasias]

La sección de tumores (neoplasias), tanto malignos como benignos, se clasificó principalmente, y tanto como fue posible, de acuerdo con la topografía. De forma similar, se han realizado todos los esfuerzos para que las clasificaciones de tumores malignos y benignos sean paralelas, y para distinguir entre tumores e hiperplasias de naturaleza reactiva o inflamatoria.

Se han incluido como anexos de la CIE-OE extractos de la Clasificación Internacional Histológica de Tumores. Aquellos de especial interés en el campo de la salud bucal están relacionados con tumores odontogénicos y tumores de glándulas salivales, y aparecen en los Anexos 1 y 2, respectivamente.

En cuanto a la codificación morfológica de los tumores, no provista por la CIE-OE, puede encontrarse un extracto de la parte relevante de los códigos morfológicos de la CIE-OE en las páginas 136-146 del libro.

Usos recomendados de la CIE-OE

La CIE-OE puede ser utilizada a nivel nacional, regional, institucional, o en la práctica individual. El procedimiento recomendado es el siguiente:

  1. Todos los diagnósticos deben ser registrados en el nivel apropiado, por ejemplo, con códigos de tres, cuatro y cinco caracteres. Varios estudios han demostrado que es extremadamente raro encontrar más de 12 diagnósticos en un mismo paciente.

  2. La forma más efectiva de introducir y mantener los registros con el auxilio de la CIE-OE consiste, probablemente, en realizar la codificación de los diagnósticos registrados manual o electrónicamente en las situaciones clínicas, y no en ingresar directamente los números de la CIE-OE en los registros en el momento del examen del paciente. Un asistente, familiarizado con la CIE-OE, podría codificar con un alto nivel de consistencia los diagnósticos diarios para un número de examinadores. En la página siguiente se muestra un ejemplo de forma conveniente para el registro con la CIE-OE y para un resumen anual (basado principalmente en el número de casos en la población), de uso nacional e internacional. Los usuarios de la CIE-OE pueden encontrar diseños de formularios más convenientes, realizar arreglos para resúmenes computarizados y mantener informada anualmente a la OPS en Washington. En caso de dificultad el Programa de Salud Bucal de la OPS puede colaborar en el diseño de formularios de resumen computarizados confeccionados de acuerdo con las necesidades de una institución o país en particular, y en la preparación de los resúmenes anuales. La adaptación de los sistemas de registro existentes puede ser más apropiada para algunos sistemas nacionales que la introducción del tipo de formulario descrito en esta página, pero cualesquiera sean las medidas tomadas para el uso de la CIE-OE, debe contemplarse la posibilidad de que resulten nuevas subdivisiones a partir de revisiones periódicas de la CIE y la CIE-OE.

  3. Hasta que los usuarios se familiaricen con la clasificación, es importante consultar el índice, los encabezamientos principales y los términos de inclusión y exclusión antes de registrar un diagnóstico. En general, el término “mucosa bucal” se aplica a los tejidos superficiales de la lengua así como a las superficies de otros tejidos blandos de la cavidad bucal. Sin embargo, en muchos casos existe una clasificación separada para un conjunto de enfermedades o afecciones, que depende de que se presenten en la lengua o en otras partes de la mucosa bucal. Así, Kl 2.11 representa la estomatitis geográfica del epitelio bucal, pero K14. 1 es lengua geográfica. La búsqueda en el índice del término "geográfica" debe revelar esta distinción, pero aun si el índice refiriera sólo a "estomatitis geográfica" Kl 2.11, el término de exclusión revelaría que lengua geográfica es K14.l. Ejemplo 2: El usuario puede memorizar rápidamente los títulos más importantes de tres caracteres, como K05, Gingivitis y enfermedades periodontales. En caso de gingivitis ulceronecrotizante aguda, si se consultara K05.0, Gingivitis aguda, antes de registrar el diagnóstico, el término de exclusión mostraría que el código correcto para la afección mencionada es A69.l0

  4. Es habitual reservar los códigos 8 y .9 en el primer o segundo decimal para afecciones tales con “otras” y “no  especificadas”. La clasificación "otras" se utiliza para afecciones especificadas pero que no se clasifican de otro modo, por ejemplo 186.0, Várices sublinguales. La clasificación "no especificada" se utiliza tanto para una omisión en el diagnóstico, por ejemplo C00.9, Tumor maligno del labio, parte no especificada, en el cual la identificación de labio superior o inferior ha sido omitida durante el examen; o para una incapacidad para ser específico, por ejemplo K03.79, Cambio posteruptivo del color de los tejidos dentales duros, no especificado.

  5. Cuando se codifica un caso en el cual el diagnóstico es dudoso, debe encontrarse la categoría apropiada para indicar la naturaleza general o el sitio de la lesión, con un diagnóstico de "no especificado". Por ejemplo, si no está establecido si una lesión es un quiste radicular o un granuloma apical, el código correcto es K04.9, Otras enfermedades y las no especificadas de la pulpa y del tejido periapical, porque la naturaleza exacta de la lesión no puede ser especificada. Sería incorrecto utilizar dos códigos K04.80, Quiste radicular, apical y lateral, y K04.5, Granuloma apical, para indicar la incertidumbre. En forma similar, si un paciente presenta lesiones mucosas que pueden atribuirse a un eritema multiforme, liquen plano o penfigoide de membranas mucosas; y el diagnóstico no se estableció con certeza. el código correcto sería K13.79. Lesión de la mucosa bucal, no especificada; sería erróneo codificar todas las otras afecciones incluidas en la lista de diagnósticos posibles.

  6. En los casos en que no se establezca el diagnóstico, el código utilizado debe indicar la naturaleza, tipo o localización de la lesión, tan estrictamente como sea posible. Por ejemplo, una afección no diagnosticada de los labios debería codificarse como K13.09, Enfermedad de los labios, no especificada; y una glositis de tipo indeterminado debería codificarse como K14.09, Glositis no especificada.

  7. Cualesquiera sean las precauciones que se tomen para el registro de las manifestaciones bucales de una enfermedad o afección sistémica, los resultados no tienen significado en términos de estadísticas nacionales para esa enfermedad o afección. Sin embargo, facilitan una estimación de la frecuencia de las manifestaciones bucales de esa enfermedad o afección. una medida que es poco probable que esté disponible en otro sitio en forma consistente

  8. Los sinónimos se indican entre corchetes cuando existe alguna controversia o diferencia de uso, pero se prefiere el título que está fuera del corchete.

  9. Además del compromiso topográfico múltiple, algunas veces es necesario clasificar una enfermedad o afección bajo más de una categoría. Un síndrome (véase la lista completa en el índice) debe ser clasificado por el código especí­fico designado para él, pero ciertos aspectos de la afección, por ejemplo fisuras bucales que ocurren como parte de un síndrome, pueden clasificarse bajo otros códigos.

  10. Es esencial que el usuario de la CIE-OE desarrolle un sistema diagnóstico consistente, y serán necesarios algunos textos de referencia. El Programa de Salud Bucal de la OPS está preparado para ayudar, recomendando los textos convenientes

  11. El usuario debe tener presente la importancia de mantener informado al Programa de Salud Bucal de la OPS sobre las dificultades encontradas en el uso de la CIE-OE para poder mejorarla.

  12. Además de su aplicación para la recolección de datos con fines estadísticos, la CIE-OE también puede utilizarse en los departamentos y cátedras de patología bucal para el almacenamiento de tarjetas de referencia bibliográfica y colecciones de transparencias y fotografías con propósitos docentes. Estos materiales son de suma utilidad para la enseñanza de diagnóstico, cirugía, patología y medicina bucal.

Lista tabular de la CIE-OE

I Ciertas enfermedades infecciosas y parasitarias
II Tumores (neoplasias)
III Enfermedades de la sangre y órganos hematopoyéticos, y ciertos trastornos que afectan el mecanismo de la inmunidad.
IV Enfermedades endócrinas, nutricionales y metabólicas.
V Trastornos mentales y del comportamiento.
VI Enfermedades del sistema nervioso
IX Enfermedades del sistema circulatorio
X Enfermedades del sistema respiratorio.
XI Enfermedades del sistema digestivo: Enfermedades de la cavidad bucal, de las glándulas salivales y de los maxilares.
XII Enfermedades de la piel y del tejido subcutáneo.
XIII Enfermedades del sistema osteomuscular y del tejido conjuntivo.
XIV Enfermedades del sistema genitourinario.
XV Embarazo, parto y puerperio
XVI Ciertas afecciones originadas en el período perinatal
XVII Malformaciones congénitas, deformidades y anomalías cromosómicas
XVIII Síntomas, signos y hallazgos anormales clínicos y de laboratorio, no clasificados en otra parte.
XIX Traumatismos, envenenamientos y algunas otras consecuencias de causas externas.
XX Causas externas de morbilidad y de mortalidad.

Epi Info 6: software de dominio público para realizar trabajos de investigación  epidemiológica

Bajar Epi Info 6. 04d para Dos

Clic aquí para bajar Epi Info 6.04d

 

Salud Dental Para Todos

 La información presente de este sitio web debe ser utilizada a los efectos de promover y proteger la salud pública dental. No debe ser utilizada con fines comerciales.

Dirección: Od. Marcelo Alberto Iruretagoyena

Wilde Provincia de Buenos Aires. Argentina

 Revisado: Abril  2014