Salud Dental Para Todos

 

Candidiasis

La infección por VIH frecuentemente, ya sea en individuos asintomáticos o ya con SIDA, se acompaña frecuentemente de infección por cándida en la boca. Esta candidiasis puede ser eritematosa, como al parecer, empieza en muchos casos, con enrojecimiento del paladar duro y dorso de lengua, en la cual se observa área depapilada hacia el centro de ella, generalmente indolora.

 En la variedad seudomembranosa se presentan manchas blanquecinas, que se pueden desprender al raspado, dejando una superficie rojiza, a veces sangrante. Mucho menos frecuente es la variedad hiperplásica, que generalmente ocurre en cara interna de mejillas.

La otra forma de candidiasis, es la queilitis angular, como zona descamativa en las comisuras, con enrojecimiento, y cuando se observe esta variedad en un individuo joven, y al igual que los otros tipos de candidiasis y no existe algún factor predisponente sistémico o localizado, debiera solicitarse exámenes para descartar la infección por VIH.

Oral Thrush, Mouth Yeast Infection, AIDS, HIV

Candidiasis seudomembranosa

Oral Thrush, Mouth Yeast Infection, AIDS, HIV

Candidiasis eritematosa

Los factores que favorecen el desarrollo de la candidiasis bucal son muchos, y entre ellos tenemos los siguientes: ingestión previa de antibióticos o corticoides, déficit nutricionales, alteraciones endocrinas, neoplasias malignas, y otras alteraciones inmunológicas distintas de la ocasionada por VIH.

La candidiasis también es una condición frecuente en los extremos de la vida, recién nacidos y ancianos, portadores de prótesis de completa, e individuos con xerostomía.

Se ha demostrado que individuos con VIH, asintomáticos, y que presentan candidiasis, presentan signos de SIDA al cabo de tres meses, en el 59% de ellos. También se sabe que cerca del 70% de individuos con candidiasis oral tienen recuento de CD4 menor a 200 células/mm cúbico.

El diagnóstico de la candidiasis generalmente se puede realizar en gran parte por su aspecto clínico, pero se puede complementar con frotis y tinción de PAS, o cultivo.

El tratamiento de la candiaisis oral es generalmente tópico: nistatina, de 500.000 UI, tres o cuatro veces al día (disolver y después ingerir),  durante 14 días, en individuos VIH positivos.

Pueden utilizarse otros antimicóticos, o por vía sistémica como el fluconazol, pero debe ser prescripto por el médico infectólogo.

Bibliografía:

  1. Klein RS. et al. Oral candidiasis in high-risk patients as the initial manifestation of the acquired immunodeficiency syndrome. N Eng J Med 311:354-358, 1984.

  2. Glick M et al. Oral manifestations associated eith HIV disease as markers for immune suppression and AIDS. Oral Surg Oral Med Oral Pathol 69:683-687, 1993.

  3. Imagenes de Hardin-MD http://www.lib.uiowa.edu/hardin/md/hivoral.html